BIOGRAFÍA



Ángel Guinda Casales
nació en Zaragoza el 26 de agosto de 1948.

Sentado una tarde, a los dieciséis años, en un banco del Paseo de la Constitución de su ciudad natal, meditando frente a una escultura de amantes emparaguados, la Poesía se le apareció, poseyéndole. Desde entonces existe y resiste a golpe de versos.

A finales de los sesenta comenzó a dar recitales, e inició estudios de Medicina que pronto abandonó por la Enseñanza. Sus primeros libros aparecieron en la década de los setenta, y a principios de los ochenta recogió su poesía asumida hasta ese momento en Vida ávida, que destacó muy pronto por la crudeza de sus textos y lo autodestructivo de su propuesta.

Compaginó con la escritura su trabajo de profesor de Lengua y Literatura Española: primero en el Prepirineo aragonés y posteriormente en Zaragoza, hasta que desencantado a raíz del juicio contra La Guinda del Espermento se exilió a Madrid en 1987.

Su etapa madrileña dio paso a una poesía existencialista, más preocupada por la soledad y el paso del tiempo. De esta época son las publicaciones Conocimiento del medio, La llegada del mal tiempo y Biografía de la muerte.

Con el nuevo siglo, su afán de comunicar y transmitir le ha llevado a una poesía abierta y solidaria, llegando con Claro interior a un público más amplio que se identifica con sus Poemas para los demás.

Es coautor de la letra del Himno de Aragón junto a Ildefonso-Manuel Gil, Rosendo Tello y Manuel Vilas. Durante su trayectoria también ha sido traductor, ha publicado artículos sobre arte y literatura en diversos periódicos y revistas de tirada nacional, y editor, fundando la colección Puyal de poesía en 1977 y la revista Malvís en 1988.

Entre sus últimos libros publicados figuran Espectral, (Rigor vitae), Materia del amor, Leopoldo María Panero. El peligro de vivir de nuevo, Catedral de la Noche o La experiencia de la poesía. Galardonado con el Premio de las Letras Aragonesas 2010, en reconocimiento a su trayectoria de creación literaria. Con Espectral y Caja de lava fue finalista de los premios de la Crítica (2011) y Nacional de Poesía (2012), respectivamente.